viernes, 21 de agosto de 2009

soy palabras. Soy la suma de mis dudas, de mis miedos, de preguntas sin respuestas y de respuestas que no recuerdan de dónde salieron. soy palabras, y a los 18 años perdí mi inspiración.
te lo dejé claro desde un principio: "puedes robarme besos y latidos, pero nunca te vayas con mis letras en tus bolsillos". Siempre supe que eras un inconformista, pero no veo necesario esto de dejarme sin nada qué escribir, ahora vivo en semanas de 7 Lunes, y paso los días embriaga de sentimientos que no puedo vomitar en ningún trozo de papel, siempre así: tan llena y tan vacía a la vez. aunque ¿sabes qué?, no quiero que me la devuelvas. puedes quedártela. de todas formas cuando algo termina no le pides a la otra persona absolutamente todo lo que pudiste darle; algunas cosas sí, pero sólo algunas: "oye, devuélveme la camisa y los CD's de Nirvana...ah! y también todas las caricias, por favor". no, no funciona así. Está bien, puedes quedarte con mis garabatos, con los que hablaban de lo que jamás fuimos, de todo lo que se quedó entre líneas. quédatelos. todos. que yo no soy sólo palabras.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay fragmentos que muchas veces he sentido pero t juro que nunca había encontrado las palabras adecuadas como tu lo has conseguido,para poder describir esa ira.
Solamente puedo darte mi enorabuena porque con tus textos siento que no soy la única chica que tiene sentimientos así y es entonces cuando me siento comprendida y m veo capaz de dirigirme hacía esa dirección que me quedó obstruida hace ya varios meses...

Rubén Darío dijo...

Afortunadamente las palabras, Morena, nacen y renacen se pueden ir las dichas ya, pero hay una fuente de eso que por mucho que quieren los amores idos no se pueden llevar... y esa es tu escencia...
Un beso MUDO... morena.
Darío.

Julio César Serralde Ávila dijo...

Yo dejé un diario de tres meses en manos de una chica. Quièn sabe si los relea. Por mi parte aprendí a escribir un poco menos... cosa que aún no sé si es bueno o malo.

Guillo dijo...

yo creo que somos los proyectos que tenemos. Yo nunca pedi nada cuando me iba. porque me iba. Deje muchas cosas, quiza x miedo a que me olvide. extraño aveces mis cuadernos. pero depsus escribi mas. aprendi a que me gusten los lunes.

en fin, me ha gustado mucho tu entrada.
Saludos