lunes, 19 de octubre de 2009


mis raíces absorben el vértigo de la vida, que fuera baila sola, sola de mí misma. Se enroscan como pueden en esta espiral áspera. Y mi cuerpo nada en partes sudando el mismo mar que lo ahoga. Tomo la forma del aire encerrado en este grano de arena del desierto, que obliga a retorcerme la piel para distraer los recodos de agujas y espinas que no cesan: es que estoy torcida dentro de la caja del tiempo, sin espacio para maniobras y sin valor para deslizarme por debajo de la puerta, desperezarme y emerger de estos agobios verticales. Soy un puzzle de huesos y sentimientos, un rompecabezas que gatea por las paredes y se dispersa en la búsqueda inútil de cualquiera de sus piezas.

ay...

6 comentarios:

I'm real dijo...

Agujas y espinas, me encantan esas palabras juntas :)

por cierto, el look bloguero me resulta familiar y agradable

:D

Diario de un PEaton dijo...

una maravilla encontrar otra publicacion de vos.
uno es un lector que tiene el vicio
de comer letras, cambiar versos por penas.

Guillo dijo...

hay que ver por donde se filtra luz
y salir

Rubén Darío dijo...

Todos somos un poco puzzles tratando de encajar las piezas en el entorno de donde debemos armarnos... ojala sea siempre uno incompleto, cuando encaje de un todo, estare muerto.

dos besos morena,

Darío.

Mansi dijo...

O_ô You are writting again... I like it!

Be seeing you!

AnaR dijo...

Me gustó la imagen de puzzle..

Un saludo